"DE NADA PUEDO HABLAR COMO MAESTRO, DE TODO COMO ENTUSIASTA" JOSÉ ORTEGA Y GASSET

sábado, 26 de septiembre de 2020

Dos que se convierten en Uno

Llegó un día en el que conocí a mí opuesto. Lo cierto es que no sabía que esa persona era mi alma gemela, simplemente sentía que estaba a gusto con él.

Es curioso, había pasado tanto tiempo buscando a alguien que se pareciera a mí... y hasta lo había encontrado en una ocasión, aunque no salió bien, ser tan iguales resultó más bien desastroso. Así que cuando conocí a aquel que era justo lo contrario de mí, empecé a mirarle con atención... y descubrí que lo que me faltaba lo tenía él y al revés, nos complementábamos perfectamente.

Casi sin darnos cuenta nos fuimos acercando cada vez más, primero físicamente y luego alma con alma. De alguna manera se entretejieron hilos invisibles que salían de nuestra individualidad y se convertían en un todo que nos envolvía. Esa magia que yo intuía que existía se hizo presente y todos los ángulos se redondearon, la rigidez se esfumó y la vida se hizo una espiral de emociones que subían y bajaban como en la escala de un piano.

Me había llevado tanto tiempo encontrar lo que buscaba. Había insistido una y otra vez. Ya estaba a punto de tirar la toalla y aceptar que lo del alma gemela era pura leyenda cuando él se presentó, discreto y misterioso, no podía dar crédito, la fantasía se hacía realidad.



Compartir es lo más bello de la Vida

fotografía de Oleg Oprisco


--- ésta es mi aportación a la idea que propone  Ginebra Blonde en su blog Varietés ---



martes, 22 de septiembre de 2020

Mi opinión sobre el coronavirus

Ya han pasado 6 meses desde que empezó la pandemia. Y en el blog y en los comentarios que hago, he pasado de puntillas por este tema del virus que lo ha cambiado todo. Tengo una entrada que cuestiona lo que rodea al siniestro bicho, pero es más bien un copìa y pega del texto con el que me identifiqué en un momento dado.

Cuando hace unos días respondía en un comentario diciendo que lo que no me sirve lo ignoro, al leerlo un rato después pensé en el virus y en como trato deliberadamente de ignorarlo. Con esto no quiero decir que sea una irresponsable que se arriesga a lo tonto y a lo bobo, tomo las precauciones que considero necesarias y uso la mascarilla como casi todo el mundo. Incluso tengo una N95 que casualmente me viene de un sitio muy fiable para usarla si  tengo que ir a un lugar con mucha concentración de personas. 

Pero lo cierto es que detesto usar la mascarilla aunque me la imponga, porque pienso que respirar es lo más importante para la vida y condicionar así la respiración me parece muy triste. Como igualmente es triste vivir con temor, observando a las personas con desconfianza y con la constante sombra de un futuro incierto.

Cuando pienso en el covid me doy cuenta de que estoy forzada a condicionar mi vida por él pero no hay nada que me pueda forzar a vivir con miedo, y todo lo que alimenta la desazón por el virus lo dejo a un lado, lo ignoro. Contagiarse es una posibilidad, por supuesto, pero tengo otras cosas más importantes en las que pensar y me gusta vivir en el presente, o intentarlo al menos, que la vida es hoy, ni ayer ni mañana.

Mi opinión es que hay que vivir asumiendo que existe el virus y tomar las debidas precauciones, pero sin dejarse arrastrar por la angustia. En éstos momentos, a ese malestar de coronavirus por aquí o por allá, no le quiero dar apenas protagonismo. Me informo de lo que creo que necesito conocer y no voy más allá. Ayer de tarde en mi casa, mirando por la ventana veía las montañas y el cielo que en ese momento era de un azul intenso, y solo pensaba que hay una gran belleza en nuestro mundo que a veces no aprecio, y es cuando me inquieto pensando en todo lo malo que puede ocurrir.


las nubes sobre el cielo azul


sábado, 19 de septiembre de 2020

Me uno al cuestionario de Kadannek


Vamos a por el cuestionario


Hoy entré en un blog  que no conocía, (y que promete) y me encontré con un curioso cuestionario.  Casi al momento me puse con ello. Pego literalmente:

 ¿Se acuerdan de los viejos tags? Esos en los cuales nos hacíamos preguntas diversas y nos lo pasábamos unos a otros. La mayoría huían de ellos pero a mi me gustaban para conocernos un poco más. La bloguera Kadannek me propuso hacer uno -creado por ella misma- y lo agrego como parte de los festejos de mi cumple blog. 

Y como me parece buena idea seguir con esta cadena tag, publico las preguntas y respuestas que a mi me salen,  a continuación. Y animo a quien le parezca bien que lo haga y luego verá si lo publica, que en mi caso, que soy parlanchina, he hecho casi un test de personalidad, ji,ji.

Para ir al blog de Kadannek, de quien parte ésta idea, dejo el enlace 


CUESTIONARIO


1.- ¿Por qué te decidiste a abrir un blog?

-He tenido que mirar la primera entrada que escribí para ponerme en contexto. Había dejado un trabajo cómodo y bien remunerado para atender a mi familia, creía que era una gran idea pero resulto que al quedarme en casa empecé a sentirme muy infeliz, demasiado ociosa, no sabía disfrutar del regalo del tiempo libre y por eso pensé que un blog me ayudaría a entretenerme.

2.- ¿Cómo definirías tu blog?

-Un blog personal en el que todas las opiniones son bien recibidas.

3.- ¿Qué te inspira para crear tu contenido?

-El blog me sirve para poner en claro mis ideas y compartir mis descubrimientos, por si a alguien le interesa, y porque los comentarios si los hay, me aportan, me encanta considerar todas las posibilidades, qué ingenua, lo sé, pero lo intento. 

4.- ¿Qué es lo más difícil como bloguero?

-No encuentro dificultades en ser bloguera, escribo porque me gusta y lo hago cuando tengo tiempo y me apetece. Es posible que si tuviese muchos comentarios me metiese en un trabajo extra que igual me haría cambiar de opinión, quien sabe.

5.- ¿Qué es lo mejor de ser bloguero?

-Que además de hacer algo que me gusta conoces a personas que tienen cosas interesantes que compartir, que te entretienen y a veces hasta te hacen soñar cuando escriben con mucho sentimiento. 

6.- ¿Qué es lo que menos te gusta de la comunidad bloguera?

7.- ¿Qué es lo que más te gusta de la comunidad bloguera?

-En general aprecio a las personas de los blogs en los que suelo entrar, con su particularidad que ahí está la gracia, creo yo. No me veo capaz de señalar que es lo bueno o lo malo de quienes escriben lo que sea que quieran comunicar, aunque hay cosas que me gustan más o menos, como en todo.

8.- ¿Quieres decirle algo a quien te tagueó? (pon el link de su blog para irnos recomendando)

-Estoy disfrutando mucho con el cuestionario, muchas gracias.(blog1 / blog2)

9.- ¿Qué te pareció realizar este tag?

-Interesante.

 10.- ¿Qué bloguero te gustaría que respondiera este tag?

-Cualquiera. Si algún lector habitual se anima estaría bien porque te puedes hacer una idea más acertada sobre lo que piensa esa persona. Y si alguien que no es habitual se anima también estaría bien, un estupendo aporte al tema. No es por quedar bien, es que no me gusta renunciar a nada, je,je.



jueves, 17 de septiembre de 2020

1,2,3 ... coloreando


uno de los muchos libros que hay para colorear


Cuando escribí la anterior entrada, horas más tarde me dio por volver a leerla y cuando llegue a la frase "Solo un pasatiempo me acerca a esa sensación anhelada, colorear." estallé en risas. Hay que fastidiarse, puede pensar alguien que entre de casualidad en el blog, como se entretiene la loca ésa, pensé. Y no tardé en decidir que haría otra entrada, cuando fuese, para explicar un poco esa afición, que parece poca cosa pero tal vez no lo es.

Me encanta colorear, sobre el papel o en una aplicación informática, es una actividad muy relajante. En la combinación de colores que eliges, sobretodo si aciertas en lo que estas buscando, encuentro una gran satisfacción, y la famosa creatividad, tan valorada en  muchos trabajos y que no abunda porque en general es una cualidad que no se fomenta demasiado, creo yo.

Hace tiempo se pusieron de moda los mandalas. De estos se ha dicho que fortalecen la atención, la paciencia, relajan, equilibran ... hasta he leído que ayudan a sincronizar los hemisferios cerebrales. Personalmente creo que no es necesario colorear un mandala para obtener todos esos beneficios, el simple hecho de colorear lo que sea, es una actividad interesante. 

Cuando eramos pequeños, muchas veces los adultos nos daban una hoja y colores, y ya se podían olvidar de nosotros. Con ese material eramos capaces de crear toda clase de escenas que mostraban nuestra vida, o inventar mundos imaginarios si ese día estábamos por la labor. Volver a esa capacidad asociada a la infancia, si no en el trazo al menos en el color, no nos viene nada mal a los adultos. Pienso que las personas somos creadoras por naturaleza pero muchas veces ni se nos ocurre un modo de explotar ese rasgo pues vivimos en una sociedad que tiende a facilitarnos las cosas ya hechas.

Dedicamos mucho tiempo a hacer cosas necesarias, así que para variar nos puede venir bien hacer algo que se sale de las obligaciones diarias, despreocuparnos y dejar volar el tiempo en una actividad que aportar placidez.

 

martes, 15 de septiembre de 2020

Pájaros en la cabeza y flores en el corazón


mural de Manolo Sierra, foto tomada del blog El paseante vallisoletano

               

Supongo que casi todos hemos vivido alguna historia de amor de esas que nos han puesto el mundo patas arriba. Con mayor o menor intensidad hemos sentido pájaros en la cabeza y flores en el corazón. Aunque historias así se queden arrinconadas en alguna parte de nuestra mente, conviven con nosotros y han sido el asiento de muchas experiencias posteriores.

Esta mañana leí en un blog amigo sobre una mujer que sacaba al autor de su indolencia, y horas después, en otro blog amigo, vi la imagen de una persona con pájaros en la cabeza. Como un resorte que se activa me vi desempolvando un cd que me puso la piel de gallina, recordando una intensísima historia de amor en la que Pájaros en la cabeza de Amaral fue la música que acompañaba a ese vibrar de mi corazón. Volví a saborear cada palabra y cada acorde en un viaje en el tiempo que me saco una emoción que me acompaña desde hace horas. Ha sido muy hermoso rememorar ese año loco de amor, lleno de felicidad y de expectativas inmensas cuyo fruto fue mi hija. Y creo que voy a desempolvar más cds, a ver que pasa.

Hoy por hoy no sé a donde fueron a parar esas 2 personas que un día construyeron un mundo propio, que convivían con el resto de la humanidad pero en su burbuja. Me gustaría creer que lo que fue puede volver a ser, a pesar del desgaste del tiempo y de los rumbos propios que cada uno inicia. Soy una optimista incorregible, y contra todo pronóstico espero que algún día vuelvan a hacerse presentes aquellas emociones que un día descubrí, el cristal limpio que eran nuestras miradas y ese conmoverse ante la presencia de la persona amada. 

Somos sentimiento envuelto en carne, aunque normalmente lo olvidamos. Realizamos nuestras labores cotidianas y gastamos el resto de las horas del día en pasatiempos que normalmente no nos conectan con sentimientos bellos. Solo un pasatiempo me acerca a esa sensación anhelada, colorear. Tengo un libro llamado Magia modernista, que empezó siendo un libro en blanco y ahora está en buena parte adornado con colores brillantes, contrastes, pasión a borbotones, que de cuando en cuando retomo y me explayo con satisfacción, porque me acerca un poco a ese entusiasmo que un día viví, cuando la primavera brotaba en mi pecho.


lunes, 14 de septiembre de 2020

Imagen día 14/09/20

 

imagen tomada de EL PAIS 13/9/20 PSOE y Unidos Podemos buscan fórmulas para renovar el poder judicial sin el PP

¿Por qué el mundo es como es?


imagen de freepik

Me han venido algunas ideas a la cabeza, ¿igual he ido un poco lejos en este divagar, o tal vez me he quedado corta?.

5 puntos calientes de nuestra sociedad:

Conformismo. Al final tu vida no es tan mala si la comparas con las desgracias y padecimientos que ves a diario en los medios de comunicación.

Ignorancia sobre aquello que puede mejorar tu vida. No hay tiempo, y tienes que mirar por ti, mejor lucha y no pienses.

Miedo. Si te sales del carril que te han marcado te arriesgas a un futuro incierto. Hacer lo que se espera de ti y sobretodo consumir, todo lo que puedas y más que no pasa nada, te dará seguridad.

Victimismo. Cierta ingeniería social se ocupa de nuestras aspiraciones, así que es fácil desesperarse cuando no alcanzas el éxito, se da por hecho que es la meta de nuestra vida.

Autoengaño. Nos aferramos a la sensación de libertad que nos han vendido, incluso cuando nos sentimos estafados, o cuando te dicen que por tu bien debes trabajar sin descanso, que ya vivirás mejor cuando te jubiles, si llegas, claro.


viernes, 11 de septiembre de 2020

Dr. Ángel Escudero: operar sin anestesia química

Últimamente me tropiezo en internet con información de los más curiosa. A veces lo sencillo resulta mucho más práctico que lo laborioso y comúnmente aceptado, el caso de este doctor es un buen ejemplo. 

Según el blog del propio Dr. Ángel Escudero, éste medico y cirujano español ha creado una escuela Humanística dentro de la la Medicina llamada Noesiterapia, y desde el año 1972 trabaja con anestesia de tipo psicológico con excelentes resultados.

El siguiente artículo de la Razón, publicado el  4 de agosto de 2019, detalla bastante bien su modus operandi. enlace

¿Se imagina que le operan sin anestesia mientras comenta su día a día con el cirujano o incluso canta ópera? El doctor valenciano Ángel Escudero ha practicado durante cuatro décadas intervenciones sin anestesia química a más de un millar de pacientes desde su Centro Internacional de Noesiología y Noesiterapia Dr. Escudero, ubicado en Rocafort (Valencia). Tal fue el éxito de este médico valenciano, recientemente jubilado tras cumplir los 86 años, que hasta la Real Academia de la Historia le solicitó su biografía para ser incluída en el Diccionario Biográfico de la Historia de España. 

-¿Cómo logra que sus pacientes no sientan dolor durante las operaciones ni en el postoperatorio?

-Antes de la operación, les demuestro que su cerebro está diseñado para cumplir su deseo de cambiar la sensibilidad de cualquier parte de su cuerpo siempre y cuando aprendan a utilizar positivamente su pensamiento para programar en su cerebro la anestesia psicológica. Una de las cosas importantes es que el paciente esté relajado. Uno de los indicadores de ese estado, es la presencia de saliva húmeda en su boca.

-Al comienzo, ¿le fue difícil convencerles para que decidieran ser operados sin anestesia? 

-No. Esa fue una gran sorpresa para mí. Aceptaron mi proposición con una facilidad tremenda. 

-¿Y qué les conduce a rechazar la anestesia química y poner en práctica la psicológica?

-La obtención de grandes beneficios, como mejores resultados de recuperación tras la intervención. Además la independencia de la química durante  las intervenciones les posibilita dejar a un lado los analgésicos, los antibióticos... también tras las operaciones. Porque, si mis  pacientes no necesitan química en le quirófano, ¿crees que la necesitan cuando salen de él? 

-Algunas personas creen que su método es una terapia alternativa. ¿Qué opinión le merece esto?

-En los colegios de médicos se denota como terapia alternativa este tipo de actuaciones. Sin embargo, yo digo que no hay terapia más alternativa que la medicina oficial, porque hay que utilizar químicos que no se encuentran en nuestra propia naturaleza humana.

-Por último, ¿a lo largo de su vida profesional ha obtenido algún reconocimiento por parte del Ministerio de Sanidad?

-He tenido contacto con tres ministros diferentes de Sanidad para incorporar la Noesiterapia en la Sanidad Pública. Sin embargo, ninguno ha estudiado en profundidad mi experiencia, ni la ha reconocido. Y valdría la pena.

La BBC me dedicó un documental para ver cómo trabajaba un cirujano que operaba desde hacía décadas sin anestesia química, sin usar antibióticos, con un cero por ciento de infecciones postoperatorias. Ninguno de estos programas se ha emitido ni reconocido en España. Una experiencia única en el mundo, aquí se ignora.


En Youtube aparece el vídeo sobre el documental de la BBC aludido en la entrevista y que dejo a continuación.