" DE NADA PUEDO HABLAR COMO MAESTRO, AUNQUE DE TODO COMO ENTUSIASTA " JOSÉ ORTEGA Y GASSET

domingo, 25 de octubre de 2020

¿Hasta que punto nos importa el que dirán?



paisaje con mariposas de Salvador Dali


Uno de los males con los que lidiamos a menudo es el de sufrir por la opinión ajena. Somos aquello que pensamos y podemos ser juzgados pero ¿debe ese juicio condicionar nuestra vida si actuamos de acuerdo con nuestras ideas?. 

Quien no te acepta, de alguna manera se resiente y te lo hace ver para que reacciones, poniéndote en la tesitura de seguirle el juego o ignorarlo sin más. De niños, a muchos nos acostumbraron a tener en cuenta la opinión de los demás por encima de la nuestra, y dejamos de hacer cosas que nos parecían naturales y nos amoldamos a otras que no tenían sentido para nosotros, porque confiábamos en quienes nos lo inculcaban, nuestros bien intencionados padres, que escucharon algo parecido de los suyos.  

Es un fastidio vivir con ese sentimiento incómodo del que dirán, y he decidido dar un buen portazo a esa esclavitud. Me he convencido de que acomodarme a lo que se espera de mi, cuando por dentro lo rechazo, es perder mi valía, hacerme de menos. 

Por otra parte, este mundo está lleno de exigencias y no es fácil decir "no" cuanto se espera que digas "si". A mi me cuesta mucho negarme a hacer algo que entiendo que no me corresponde, el hecho de que me lo pidan ya me hace dudar, pero en el fondo sé que tengo ese derecho a negarme, si así lo siento. 

Siempre hay formas de endulzar una negativa y en eso llevo años cogiendo tablas. Como me cuesta tanto decir "no" a la primera, suelo empezar diciendo "me lo pensaré" aún sabiendo que no lo voy a hacer, me tomo un tiempo para elegir las palabras más suaves pero contundentes para justificarme. Pero ¿por qué tengo que justificarme? soy lo que soy, no lo que los demás esperan de mi, y aunque no es agradable quedar por debajo de las expectativas de otros, creo que es peor ningunearme para quedar bien.

Somos controlados de muchas maneras, y no niego que se necesita cierto control para que las cosas funcionen, pero en mi esfera personal no me gusta ceder el control de mi vida a los demás, y sin embargo lo he hecho tantas veces... . Ceder y respetar se parecen pero no son lo mismo. Y hasta en el respeto, entendido como consideración hacia alguien o algo, hay una verdad muy clara, comienza por uno mismo, algo fundamental para saber respetar a los demás.

Me he dado cuenta de que a menudo cargo con una mochila muy pesada, porque meto demasiadsas cosas que considero imprescindibles, algunas heredadas de generaciones atrás. Pero creo que no esta de más revisar esa mochila y sacar peso inútil. 


Premio Pulitzer de fotografía año 1958

La foto titulada Faith and confidence (Fe y confianza) hace volar la imaginación sobre las confidencias que le puede hacer a un policía, un niño de apenas 2 años de edad.


Fe y confianza de WILLIAM C. BEALL


miércoles, 21 de octubre de 2020

algunas lecciones de vida

paseando por la vida


El día que aprendí a amarme

comprendí que era fácil amar a los demás

y aceptar lo diferente

a pesar de lo que dijera mi mente.


El día que aprendí a confiar en mi misma

empecé a ver el mundo con nuevos ojos

y mi vida dejó de ser tan dura

porque al fin pude caminar sin armadura.


¿Por qué sufrí? ¿por qué luché?

 ¿por qué tanto me desazoné?

si solo tenía que curarme por dentro

para ver como sanaba todo lo que me rodeaba.


Hoy veo la Vida en azul y rosa

lo cual no es poca cosa

y hasta cuando se pone seria

la sigo viendo... Bella.



lunes, 19 de octubre de 2020

Fabricando el consenso de Noam Chomsky

La información es poder (sobre todo para quien la controla)

Este libro da muchos datos sobre los creadores de opinión, esos especialistas capaces de hacer que en un país la opinión pública pase de condenar una cosa a dar su aprobación, y además en poco tiempo. Lo llama la "ingeniería del consenso" promovida por quienes ejercen (a efectos prácticos) el poder sobre los ciudadanos: la comunidad financiera y empresarial.

A la población en general se la considera un rebaño. Y los que detentan el poder, los pastores, saben lo que hacen. Tienen que domesticar al rebaño porque si cada uno va por libre, somos demasiados, y podríamos dar problemas.  El pensamiento estandarizado les interesa mucho. Así como fomentar la apatía, la obediencia y la pasividad como un estado natural en las personas para que el mundo funcione, funcione para ellos, claro.

En el libro se citan muchos ejemplos de la belicosa política exterior de EEUU. y de como se puede conseguir que un conjunto de ciudadanos en su mayoría pacíficos respalden guerras atroces, con enormes cifras de muertos a sus espaldas.

Como resumen, esta frase me parece muy interesante: 

"si se tiene control de los medios de comunicación, y el sistema educativo y la intelectualidad son conformistas, se puede llevar a cabo cualquier política"

 

Enlace al libro en pdf


Éste vídeo explica bastante bien de lo que habla Chomsky en su libro sobre el consenso fabricado.