"DE NADA PUEDO HABLAR COMO MAESTRO, DE TODO COMO ENTUSIASTA" JOSÉ ORTEGA Y GASSET

jueves, 21 de enero de 2021

¿Qué pueden aprender nuestros hijos en internet?


Ayer hice un descubrimiento muy amargo sobre la influencia de algunos contenidos de internet en mi hija. Desde hace tiempo vengo observando que cuando se conecta por entretenimiento a la red su comportamiento cambia, se pone a la defensiva como por arte de magia.

En una entrada del blog de Joselu, Profesor en la secundaria, empecé a dar forma a los problemas de comportamiento que se dan en mi hija. Hay un comentario muy revelador en el que se da testimonio del mundo que hay al alcance de niños y adolescentes del que muchos no somos conscientes. Tirando del hilo, hay modas propiciadas por youtubers y otros desconocidos que no dan la cara, que incitan a nuestros hijos a rebelarse sin motivo, a ser crueles, incluso hay técnicas para crear tensión y observar divertidos el resultado del experimento.

He podido ver como mi hija, que hace menos de dos años era una persona noble y de buenos sentimientos, ha cambiado sus valores y en consecuencia su comportamiento. En casa, en los últimos meses, se ha vuelto un elemento distorsionador y su conducta nos genera malestar a mi marido y a mí constantemente. Pensaba que era responsabilidad mía, algo que no estaba haciendo bien. He buscado sin descanso el motivo de ese cambio, me he analizado a fondo, he tratado de analizarla a ella... y al fin creo tener claro que el motivo por el que se comporta de esa forma no tiene nada que ver conmigo, yo sencillamente soy el campo de pruebas de un juego absurdo y cruel. Ayer de noche, en un trabajo que hizo para la asignatura de Lengua que se titulaba algo así como "atacar a mi madre" pude leer como describía con todo detalle las técnicas que usa para retarme y como maneja los hilos para hacerme sentir mal.

Escribo esta entrada porque sé que lo que nos está pasando a nosotros no es un caso aislado, me temo que está sucediendo más de lo que cabría pensar. En las conversaciones que tengo con otras madres, noto ese malestar que conozco bien.

No puedo evitar que se conecte a internet porque es una herramienta necesaria en sus estudios, intento minimizar el tiempo que pasa conectada pero aun así no sirve de mucho, dónde no llega ella, cualquiera de su círculo de amistades la puede poner al día.

Tendré que afrontar el problema y empezar a buscar  una salida a esta anormalidad que me deja anonadada, pero al menos ya sé a lo que me enfrento.


53 comentarios:

  1. Mis hijos son grandes y solo vemos Netflix por lo tanto lo que te esta pasando no lo tenemos pero es agraviante
    un inmenso saludo para vos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mucha, es un problema muy grave y espero que no esté pasando en muchas familias. Tengo que dar gracias al blog de Joselu y en especial a la persona que hizo el comentario que me abrió los ojos, por tener al fin un poco de claridad sobre el cambio que se está dando en mi hija.
      Se superará, todo se supera si al menos tienes idea del motivo por el que suceden las cosas.

      Un gran abrazo amiga.

      Eliminar
  2. Es un enorme problema, no tengo hijos, pero soy consciente de la influencia negativa que está acarreando el uso de las redes, mi hermano es profesor de bachiller y cuenta cosas con respecto a la relación que tienen los niños y adolescentes de hoy en día con internet que de verdad, asusta.

    En muchos casos se fomenta el odio, otras veces se fomentan unas conductas poco éticas y estamos hablando de edades en las que se es muy influenciable, y sobre todo en una época en la cual antes que la opinión de los padres vale la de cualquiera.

    Creo que es algo a lo que se debería intentar poner freno, pero claro, no es nada fácil.

    Mucho ánimo Ana
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por el ánimo. Sabía, como la mayoría de los padres supongo, que internet a los 12 años encierra peligros. Pero pensé que mi hija tenía una base sólida de principios, ingenua que soy, para no tratar de imitar ciertos comportamientos.
      Lo importante es darse cuenta de esa influencia y contrarrestarla como se pueda. No es un drama, pero es un tema delicado.

      Muchas gracias de nuevo por tus palabras, y muchos besos para ti también.

      Eliminar
    2. Mi hija tiene 13 años, no 12. Supongo que el inconsciente me traicionó, me da pena que crezca.

      Eliminar
  3. Internet es el invento mas maravilloso de los últimos 100 años. Su uso es otro tema y como la vida tiene su lado bueno y su lado malo. Hay que estar atento a lo que ven y no es fácil. En fin, veremos como nos va con eso , suerte y saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Internet es una maravilla, sin duda, pero internet e inmadurez no son buena combinación y por eso decidí dejar constancia de que con un hijo adolescente te puedes llevar una sorpresa incluso cuando crees estar al tanto de de la información que le está llegando. No es nada fácil, doy fé de ello, pero como padres nos toca estar más encima en las etapas más complicadas.

      Un fuerte abrazo JLO.

      Eliminar
  4. ¿Será que las redes de internet estarán sustituyendo a las referencias patriarcales y matriarcales? Interesante la vivencia que trasmites.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay una edad en la que tus padres van dejando de ser tus referentes y tu círculo de amistades toma el relevo, al menos yo lo recuerdo así. El caso es que ahora internet te da la posibilidad de tomar contacto con personas muy diferentes, con las que de alguna manera estableces una relación y según el caso, me temo puede ser un arma de doble filo.
      La adolescencia es una etapa difícil y tener una ventana abierta al mundo y una curiosidad enorme, es la tormenta perfecta.

      Así es la vida, un gran abrazo Fackel.

      Eliminar
  5. Querría tranquilizarte sobre tus sospecha acerca de internet. Es cierto que hay influencias que escapan a nuestro alcance y ni siquiera las intuimos. Hay páginas que estimulan las técnicas para fomentar la anorexia y cómo disimularla, hay youtubers que ponen en cuestión a los padres y promueven una visión del mundo de la que no tenemos ni idea, todo menos bueno. Hay muchas influencias nefastas es cierto, no sé si será tan fácil ver vídeos como los que decía Ignacio Calama. Yo no los he visto. Pero por otro lado, he sido profesor muchos años y tutor de niños de doce a dieciséis años sometidos a todo tipo de influencias en un barrio humilde de Cornellà de Llobregat. Lo que he visto es que estos muchachos no pierden sus referencias familiares -puede haber etapas, eso sí-. El afecto a sus padres se impone por mucha distorsión que pueda haber. Sigo a muchos exalumnos en instagram y son enormemente familiares pese a todo ello. No niego las influencias negativas, que son ciertas, pero pienso que la realidad de unos padres o unos abuelos termina por tener mucho más peso porque son de carne y hueso, y los abrazos y el afecto de ellos es más poderoso que cualquier otra cosa. Mis alumnos de hace veintitantos años y los de ahora ofrecen una fuerte diferencia: aquellos eran ingenuos y estos no, lo que aprenden y ven por internet les transforma pero no cambia lo que son sus afectos fundamentales. Pienso que tu hija puede estar pasando una etapa difícil -las ha habido siempre y mucho antes de internet-, pero eso no significa que su relación con vosotros, sus padres, se vaya a haber alterada en profundidad. Los niños cambian constantemente. Hay que darles un tiempo para que se reubiquen. Internet es poderoso pero más lo es un amor de madre. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Joselu por tus buenos deseos, ayer me desazoné bastante, incluso esta mañana cuando escribía la entrada estaba bastante inquieta. El trabajo de lengua, que no recordaba bien el titulo y es "Cómo molestar a tu madre" me hizó tragar saliva, pero bueno, con la cabeza fría, no es para echarse a temblar, solo estar encima y bastante más atenta de lo que estaba.
      Te tengo que agradecer que a través de tu blog me haya dado cuenta de que no soy yo la que tengo que hacer cambios para que en la relación con mi hija no salten chispas. Va camino de convertirse en adulta y me cuesta ver que no soy tan relevante como antes, he tenido que hacer memoria para darme cuenta de que ya busca la información fuera de casa como lo hice yo.

      Un gran abrazo, Joselu.

      Eliminar
  6. Interesante. Y complicado me parece. La adolescencia es una etapa difícil, sin embargo pasajera.
    Una cosa es lo que se ve en los medios y otra las raíces desde donde se crece.
    Todo se irá encauzando, no pierdas la confianza en ello.
    Ánimo, Ana, un abrazo grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es bastante complicado, si. Pero bueno, no se pierde la confianza en un día, te desarmas un poco y te recompones, qué le vamos a hacer. Hay más tarea de la que imaginaba en la educación de los hijos, pero los padres estamos para encauzarles y confío en que estando encima, al final todo saldrá bien.

      Muchas gracias por tus ánimos, besos y un gran abrazo.

      Eliminar
  7. Leo con profuenda pena una confesión que, además de valiente, resulta sobrecogedora; sobre todo porque una niña absolutamente normal y de una familia que la protege, cuida y educa, pueda tener un comportamiento tan meditadamente negativo. Lamento no coincidir con el profesor Joselu que siempre es tan educado y tan permisivo con los jóvenes pero, desgraciadamente, hay un dato que supera su propia experiencia y apoya tu tesis sobre las redes: ves el comportamiento de los que ahora son nada menos que "influencers", los "youtubers" de moda y tienen cientos de miles de seguidores, que los adoran y se hacen eco de todas sus estupideces cuando no delitos; últimamente esos 'nuevos ricos', que se mostraban como gente solidaria, amante de los animales, adalides contra las injusticias, se van a residir a Andorra y, cinicamente, expresan que pagan menos impuestos, es decir que encima los embaucan con mentiras que ni ellos mismos se creen.
    En fin, lo peor de todo es esa incitación a malmeter con las personas que más los quieren, con las únicas personas que los defenderán y apoyarán cuando lo necesiten. Ana, has sido muy valiente contando algo que sufrirán muchos padres y no se atreven a reconocerlo, solo espero que la situación, ese comportamiento, revierta.
    Hay que pensar que todo es pasajero. Esto también pasará.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es triste ver que tu hija ya no es la niñita dulce que era, le ha salido un lado desagradable que a veces es difícil de llevar. En su cabeza hay muchas ideas bullendo, muchas influencias que vienen de tantos sitios... esos youtubers que comentas son el reflejo de una sociedad que está trastocada, a veces tengo la impresión de que hemos perdido el norte. Y en esa edad en la que andamos tan revueltos todo se magnifica, en el fondo se parece a mi y yo era un torbellino emocional, pero pasará y algún día leeré esto y quien sabe que sensaciones me vendrán a la cabeza.

      Muchas gracias por tu presencia Pitt.

      Eliminar
  8. Estoy totalmente de acuerdo con lo que dice Joselu; doy fe de ello. Está claro que cuando estás ante esa situación, crees que no hay retorno, y aunque en algunos casos pudiese suceder, por lo general, son etapas transitorias y, al final, los cimientos de la familia y esos valores adquiridos desde pequeños, son los que acaban por reconducir ese camino, equívoco, que han tomado. Y esto ocurre ahora, a través de Internet, porque es un acceso rápido y cómodo, pero también ocurría antes, y las influencias venían de otro modo.
    En el fondo son conscientes de su comportamiento; es parte de ese “juego o treta”, pero como muy bien dice Joselu, la realidad tiene mucho más peso, más todavía, si esta está sostenida por unos buenos pilares.
    Está claro que uno no puede descuidarse, y que, a través de Internet, hay muy lamentables, por no llamarlas de otra manera, influencias con las que hay que tener ojo avizor, pero insistiendo en lo que te digo, suele ser transitorio.
    Confía en ella, pero sin perderla de vista.

    Mucho ánimo, Ana. Intenta estar bien, pues esto es favorable para ella: transmitirle, de alguna manera, la confianza que tienes en ella, y en que retomará su camino con inteligencia.

    Un abrazo grande 💙

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que sea una etapa transitoria, ojalá, los niños y adolescentes hoy tienen tanta información que probablemente sea un reto para ellos gestionarla. Lo importante es darse cuenta de toda la influencia que les llega y que asimilan con naturalidad por extraña que sea.
      Con ojo avizor, como dices, todo se andará.

      Muchas gracias por animarme, te mando un montón de besos y abrazos.

      Eliminar
  9. Hola amiga Ana, entiendo tu problema y deseo le encuentres solución a esto que como dices es mas común.
    Yo no tengo hijos, no podría opinar o comprender ciertas cosas, pero otras si las entiendo, la verdad es que las redes sociales siempre han sido inservibles y malas para la inteligencia humana, en mi opinión y me refiero a facebook , twitter, instagram, las de ese estilo, y lo peor son los llamados youtubers , que solo hacen tonterías y confunden, cosas de estos tiempos.
    En fin, espero mejore todo amiga, lo deseo de corazón, un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola amigo, vivimos en un mundo convulso y nadie se libra de alguna que otra descarga. Cumplir años tiene su lado positivo, yo tuve a mi hija con 38 años, casi 39, y eso me permite tener la cabeza un poco más amueblada, creo. Todo mejorará, con voluntad y paciencia.

      Te agradezco mucho tus palabras, un beso enorme.

      Eliminar
  10. En la adolescencia son muy influenciables y es fácil hacerles descargar sus desengaños, frustraciones o desconciertos contra los padres. Chivos expiatorios por excelencia. Mis hijos son mayores y es algo que ya me pilla lejano, además en su época no había tanto desmadre, pero así y todo controlabamos las páginas que visitaban y teníamos a la vista lo que hacían.
    Muchos ánimos y trata de hablar sin coartar.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La temida adolescencia es tremenda, yo recuerdo que creía que mis padres no entendían nada, la lista era yo. Ahora que estoy en el otro lado hay que ver como cambia la perspectiva. Se necesita mucha mano izquierda como dices, es un asunto delicado.

      Muchas gracias por tu reflexión, te mando un gran abrazo.

      Eliminar
  11. siento de verdad la dura experiencia por la que estás pasando. espero que sea algo pasajero que puedas solucionar, y como bien dices, sabiendo dónde está el problema podrás abordarlo.
    yo soy profe a domicilio. hace poco, una alumna me pasó su móvil para que viera unos ejercicios que les habían puesto en la web de su cole. y cada dos por tres le saltaban notificaciones de instagram, y pensaba yo "así cómo van a estudiar los niños de ahora?". pero al fin y al cabo, hacerse selfies y chorradas no es tan nocivo como ver contenido que incita a rebelarse y hacer pasar mal a los padres.
    hace años tenía una alumna que al principio era bastante agradable y dócil, pero de la noche a la mañana empezó a ser cada vez más impertinente y maleducada, era imposible dar una clase con fluidez, te interrumpía y te llevaba la contraria constantemente. alguna vez llegué a pensar que lo hacía para experimentar hasta dónde llegaba mi paciencia o algo así, y quizá no andaba muy desencaminado...
    ánimo y espero que resuelvas el problema con tu hija. abrazos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tardamos bastante en comprarle un móvil a mi hija, ya intuía la que se nos vendría encima y acordé con mi marido que lo retrasaríamos todo lo posible. Con todo y con eso, mi hija hizo un curso acelerado de todo lo que se suponía que debía conocer y en poco tiempo se puso al día.
      Es retadora, como esa alumna que al principio era agradable y dócil, y no veas como nos pone en ocasiones a mi marido y a mi. Me lo tomaré con filosofía y manteniendo su acceso a internet bajo mínimos, como si tengo que desempolvar los juegos de mesa, que tengo muy claro que dejarla que se entretenga con el ordenador hoy por hoy es la peor de las opciones.

      Gracias por comentarme tu experiencia Chema, besos y un gran abrazo.

      Eliminar
  12. Si pareces estar "inmersa" en un serio problema de comunicación con tu hija... Y no te quito razón en esa preocupación. Pero piensa que, tal vez, en ello no solo sea problema de ella...

    La adolescencia es una etapa a trascender. Pero si es cierto que puede que no sea cómoda para todas las partes.

    Coincido en su mayor parte con el texto de Joselu.

    Abrazos Ana. Paciencia. Y sobre todo que no haya desánimo. razones seguro que no hay. Pero si demuestras "debilidad", flaco favor le/os hacéis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perdóname, por haber tardado tanto en dar señales de vida. Ando enredada en temas varios y no he entrado en el blog desde hace más de un mes.

      La adolescencia es una etapa muy complicada, a trascender, como dices. Tranquilidad y hasta cierto desapego parece funcionar. Mi hija aún tiene algo en cuenta mi opinión, aunque se esfuerza en hacerme comprender que tiene ideas propias que a menudo chocan con mi visión personal. Ya no la analizo al milímetro como antes, ni me desasosiego intentando hacer las cosas mejor, doy mi opinión y pongo algunas restricciones básicas pero la dejo que vaya descubriendo las cosas por si misma y evito el "te avisé" que antes me salia del alma. He limitado bastante el tiempo de acceso a internet no escolar y eso hace que escoja más lo que quiere ver y creo que ha sido positivo. Cuando tiene algunos momentos tiernos lo disfruto, aunque la mayor parte del tiempo me mantengo a cierta distancia y le dejo su espacio. Volverá a verme con buenos ojos cuando sea, ahora desde luego no es momento de complicidades, es lo que toca.

      En fin, tienes razón, con calma y paciencia todo se andará, la dulce infancia ya es historia y ahora se está gestando la mujer que acabará siendo, esperemos que hecha y derecha, como se suele decir.

      Un abrazo muy fuerte, gracias Ernesto.

      Eliminar
  13. Hola paso para dejarte un saludo. Lo de las nuevas tecnologías es complicado para los padres con los hijos paciencia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si, paciencia, no queda otra. Son tiempos complicados los que estamos pasando y en etapas como ésta se hacen más difíciles, pero si te atoras todo se complica aún más, mejor avanzar aunque sea despacito.

      Gracias por la visita, besitos.

      Eliminar
  14. A rápida evolução das tecnologias de comunicação, vieram aportar novos desafios aos jovens adolescentes, que são facilmente influenciados na internet por páginas e pessoas sem rosto que induzem os jovens em comportamentos perigosos, que todos os pais devem estar atentos e vigilantes. A melhor forma de lidar com este problema, é sem dúvida, falar abertamente com os filhos, criando um clima de confiança mútua, para que nada possa ser mantido sem o conhecimento dos pais. Teremos de ser suficientemente atentos e promover um clima de confiança insuspeita, para poder acabar rapidamente, com algo que seja pernicioso. Os comportamentos invulgares dos filhos, são um indício de que algo estará acontecendo. Impõe-se por isso, uma conversa frontal e não conflituosa, para que os filhos entendam a preocupação dos pais, e assim, moderem o seu comportamento nas redes infinitas que pairam na NET.
    Não devemos nunca entrar em conflito com os filhos! Pelo contrário. Devemos sim, captar inteiramente a sua confiança!

    Um abraço!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes mucha razón Albino, el enfrentamiento es mucho peor que la propia rebeldía de mi hija. A menudo no la entiendo pero creo que ni ella misma se entiende, está experimentando cambios, físicos y emocionales y me ha costado aceptar que ya no es la niña de antes que me emocionaba y me alegraba el corazón. Aún así, la situación ha mejorado mucho, con cariño, unos límites básicos y dejándola que se asiente, supongo que lo iremos llevando.

      Muchas gracias por pasarte, perdona el retraso en contestar, ando bastante liada. Te mando un beso y un gran abrazo.

      Eliminar
  15. Hola Ana. Por suerte y por desgracia, internet es el pan de cada día actualmente. Si de por sí el comienzo de la adolescencia es duro, aún más con el amplio abanico que nos muestran las redes. Está visto y comprobado que cualquiera puede acceder a páginas o lugares web no muy tranquilizadores, sobre todo para los padres.
    Hace poco he vivido un caso cercano al que cuentas. Yo no tengo hijos, pero sí sobrinos, y sé por la situación que estás pasando.
    Vamos a intentar buscar un lado positivo de todo esto. Si has encontrado un trabajo de lengua titulado "Atacar a mi madre" piensa que al menos su cambio de comportamiento ha servido para hacer un trabajo para una asignatura, lo que quiero decir, que por suerte, tu hija es consciente de lo que estaba haciendo, ya que lo ha plasmado en un proyecto. Eso aunque no lo creas, es positivo, porque está dando a entender que ella realmente no es así, solamente se está dejando influenciar por un entorno poco apropiado para una niña de 13 años, como es internet.
    La solución que yo veo, y creo que es la más sencilla, es que lo hables con ella directamente, expresa lo que has sentido al leer una cosa así, hazle entender el daño que te ha causado, porque a lo mejor para ella solo ha sido un juego y no es consciente que ha hecho sufrir a su familia. Siempre he pensado que hablando se entiende la gente, ¿Y quién mejor para que te explique sus motivos que ella misma?
    En el caso similar que te he mencionado antes, a la madre del niño le resultaba totalmente imposible hablar con él, pues acababa en discusión, así que me pidió a mi que intentara averiguar el porqué de su comportamiento. Y así lo hice. Me senté a hablar con él, como si fuese un adulto(tiene 14 años) dejé que se explicara e hice lo posible por entenderlo, y luego, le expuse todo el daño que había causado, le conté lo mal que había hecho sentirse a su madre, y como vi que hacían efectos mis palabras, seguí, diciéndole, dulcemente, nunca atacando, que todos los actos tienen consecuencias, y que él ya era casi un adulto, por lo tanto estaba casi segura que él era capaz de diferenciar lo que hacía daño y lo que no, le dije que pensara y reflexionara, y que se pusiera en el lugar de su madre ¿Cómo se hubiese sentido si ella le hubiese hecho lo mismo? Al final el chiquillo entendió, y su comportamiento ha ido mejorando desde entonces.
    Habla con ella Ana. Todos hemos sido adolescentes y sabemos que en esa etapa te sientes incomprendido por los demás, que todos van en tu contra, y por eso siempre intentamos quedar por encima. Si hablas con ella e intentas comprender el porqué, lo mismo ella hace igual y comprende que te ha hecho daño.
    ¡Un abrazo enorme y cuidate! ¡Animo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perdona el retraso en dar señales de vida, te agradezco mucho tu comentario y tiene mucho sentido para mi. Lo del trabajo de Lengua me impresionó bastante pero como dices, al hablarlo con ella me di cuenta de que no había maldad sino más bien le parecía un juego. Hablar y sobre todo dejar bien aclarados nuestros sentimientos, siempre es bueno si se hace con serenidad, posiblemente es la mejor forma de sobrellevar esta etapa tan problemática. Cuesta mucho tratar a tu hija como adulta cuando esta en un momento en el que ya no niña pero tampoco es una mujer, con paciencia y calma parece que todo va mejorando.

      Gracias, un gran abrazo y muchos besos Bastet.

      Eliminar
  16. Internet el mejor invento. Pero cada uno debemos hacer buen uso de él.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Internet es una de las mejores cosas que se han inventado, el problema es que es tan potente que la utilidad que nos da a los adultos puede ser un quebradero de cabeza con niños y adolescentes. Lo importante, como dices, es asumir que es una ventana al mundo que te enseña lo bueno y lo malo, que no es poca cosa.

      Gracias por pasarte María, perdona el retraso en contestar, te mando un montón de besos.

      Eliminar
  17. Me parece espantoso, y siento mucho que estés viviendo eso. Espero que tu hija logre comprender que es una víctima de seres malvados, quizá con mucho tesón consigas que lo vea... Uf... debe de ser una verdadera pesadilla. De veras, te deseo mucha fuerza para que lo consigas, y si no, ignórala por completo para que vea que no te puede dañar. Puede deberse a una necesidad interior de rebeldía juvenil que se manifiesta con violencia, si es adolescente las hormonas descontroladas pueden hacerlos agresivos y desafiantes. Espero que le vaya pasando.
    Se te hecha de menos por los blogs. Espero que estés bien.
    Un fuerte abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ando a muchas cosas y no puedo dedicarle tiempo al blog como antes, así que lo tengo dormido en espera de que más adelante pueda volver a activarlo. Al leer vuestros comentarios me da un poco de pena el parón, pero todo tiene su momento y ahora toca dedicarse a otras cosas.

      He practicado el desapego con mi hija y me ha venido bien. Si no tienes un poco de calma no hay manera de que las cosas mejoren, salir del drama y serenarse te da otra perspectiva. Pasará, Ernesto dijo la palabra mágica, trascender. He descubierto muchas cosas sobre mi al tratar de comprender a mi hija y al final todo el malestar que se había llegado a acumular se va deshaciendo poco a poco, con amor y mucha calma. En mi adolescencia, que en general éramos unos buenazos, fui bastante rebelde y ahora que me toca vivirlo desde el otro lado. Otros tiempos, otros retos. Estoy aprendiendo a manejarme con una adolescente rebelde, pero es ley de vida asumir los cambios, hacer lo que buenamente puedas y confiar.

      Muchas gracias por tu comentario, te mando un gran abrazo, todo bien, cuídate mucho.

      Eliminar
  18. Hola querida Ana, lo primero que quiero decirte es que admiro la valentía que has tenido al contarnos sobre lo que están viviendo como familia, porque al hacerlo te expones a opiniones y/o consejos que muchas veces no queremos escuchar, porque muchas veces escribimos por el solo hecho de desahogarnos. Por mi parte puedo decirte que te entiendo porque mi hijo tiene 11 años, y tiene su celular, y siempre estoy pendiente de los sitios que visita y él lo sabe, porque me pasó una vez que encontré contenido de sitios para adultos de carácter pornográfico. Conversamos sobre el tema, siempre desde el respeto y amor, porque son niños que están creciendo y día tras día son bombardeados por información que es casi imposible que podamos evitar que les llegue, ya sea por la acción de ellos mismos o través de los amigos. El punto más importante es la comunicación entre ustedes y su hija y no olvidar que ustedes son los padres. No puedes sentir temor al acercarte y enfrentarla por lo que está sucediendo. Sé que no es fácil pero se puede lograr con paciencia y mucho amor. Si ella está actuando de una manera diferente debe haber un motivo, puede que haya algo más aparte de la etapa que está viviendo. Tienen mucho que conversar. Te deseo lo mejor y cualquier cosa acá estamos para leerte. Un gran abrazo a la distancia y mucho ánimo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un acertado y equilibrado comentario Lady. Buena reflexión!

      Abrazos.

      Eliminar
    2. Pienso que los blogs ayudan un montón, cuando lees y cuando escribes. Yo suelo expresarme con mucha libertad (intentando ser respetuosa) y agradezco mucho vuestros comentarios, de nuevo pido perdón por haber sido tan desconsiderada y no haber aterrizado por aquí en tanto tiempo. En los comentarios suele haber detalles que no veo pero que alguien alejado de mi entorno puede ver muy claro y aunque podría no ser agradable de digerir, lo prefiero a no enterarme de nada.
      Hablar es muy importante, sí y aunque es difícil entender lo que siente un adolescente, con sinceridad se llega más lejos y en ese aspecto mi hija y yo compartimos la necesidad de decir las cosas tal cual las sentimos, tormentoso, pero ayuda bastante si mantenemos el tono calmado. En los últimos meses me estoy dando cuenta de que mantener el rol madre/hija (un estereotipo que tenía en mente) no es buena opción, por encima de todo soy una persona que sufre cuando se siente abrumada y mi hija otro tanto. Ella necesita su espacio, como yo el mío y ya no soy tan invasiva porque amarla no es sujetarla y aunque el límite es muy fino, las cosas han mejorado bastante, por las buenas. En nuestro caso, un tira y afloja evitando en lo posible rigideces ha devuelto por fin la paz a la familia.

      Me alegro mucho de leerte, gracias por tu opinión, te mando un abrazo muy grande.

      Eliminar
  19. Hola Ana.

    Larga ausencia en estos lares... Deseable que todo fluya con naturalidad.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo va bien, gracias Ernesto. No tengo notificaciones del blog activadas y aunque imaginaba que podía haber algún comentario me ha sorprendido un poco ver tanto movimiento. Me gusta explayarme y ahora tengo poco tiempo para atender el blog así que lo he dejado dormir y me he descuidado demasiado. Volveré a la carga en cuanto sea posible. Te mando de nuevo un gran abrazo.

      Eliminar
  20. Leyéndote querida Ana, primero espero que las cosas estén mejor en el entorno familiar.
    Con respecto a la preocupación, es natural que lo estés. La adolescencia es y ha sido una etapa crucial en la vida, como lo son los 5 primeros años de vida. Yo creo que el entorno familiar tiene mucho peso, y que un joven puede verse involucrado en distintas cuestiones, a veces por modas, o por curiosidad, o por no quedar excluido de su grupo , ceder frente a comportamientos para nosotros "nefastos". Son experiencias que algunos deben pasar, pero creo que finalmente siempre gana el afecto, el amor, la capacidad de poder conversar con ellos sobre lo que los preocupa, o sobre sus intereses.. y cuando están cerrados al dialogo y la cosa se nos puede llegar a ir de las manos, no esperar y consultar con gente especializada. Fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La situación ha mejorado mucho, menos mal, habíamos llegado a un punto de nerviosismo que nos estaba dañando. Espero que te encuentres bien, tengo idea de que andabas algo delicada de salud, confio en que fuera algo pasajero.
      Con amor y paciencia sales adelante, creo yo. A veces nos instalamos sin darnos cuenta en el desasosiego y se pierde totalmente la perspectiva, fue necesario calmarse un poco para conseguir poner las cosas en su sitio.

      Muchas gracias por pasarte Eli, te mando besos y un gran abrazo.

      Eliminar
  21. Hola querida Ana, paso a saludarte después de un mes de ausencia. Mis hijos han iniciado su año escolar 2021 con modalidad remota una vez más, porque aún como familia consideramos que es un gran riesgo que asistan al colegio ya que los contagios lamentablemente están aumentando y a nivel país quedan muy pocas camas para pacientes en estado crítico. Ya te imaginarás que entre las tareas de los niños y los quehaceres de la casa me queda muy poco tiempo para sentarme tranquilamente frente al computador. Te juro que lo intento por mi salud mental jeje He leído que las cosas con tu hija ¡han ido mejorando! Me alegra mucho saberlo. Espero de todo corazón que todo siga así y que estén todos bien de salud por supuesto. Muchos cariños a la distancia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola amiga, perdona el tremendo retraso en dar señales de vida, hace meses que no entro en el blog y no había reparado en tu comentario. Espero que la situación del covid esté mejor y que te encuentres bien, tú y tus seres queridos. Son tiempos difíciles, no nos queda otra que intentar sacar lo mejor que llevamos dentro, para que el temporal no nos lleve por delante.
      Hace tiempo tiempo que deje de luchar con mi hija, no son tiempo de rigideces, porque la situación en general ya desgasta de por sí, e intento por todos los medios que en la familia al menos haya cierta armonía.
      Te deseo de corazón que todo te vaya bien, un abrazo muy grande y te mando un gran beso!!!

      Eliminar
  22. Hola hay que tener mucho cuidado las redes sociales como las llaman tienen doble filo hay personas que dicen de todo sin pensar que lo vemos miles de personas. Saludos

    ResponderEliminar
  23. Escribir en nuestros blog nos libera el alma

    ResponderEliminar
  24. Ya veo que el blog sigue "dormido". Y ello está bien! Pues me consta que buenas razones hay para ello.

    En cuanto a la situación creada en su momento entre ambas, quiero creer, y así lo percibo de tu silencio, que la cosa lleva su ritmo natural... Sea este cualquiera que sea.

    Abrazos Ana. Y no te preocupes si accedes o no a estas letras. Tiempo al tiempo! Chao.

    ResponderEliminar
  25. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  26. Hola Anaya a pasado mucho tiempo, espero que todo esté mejor y sobre todo que lo que sea que estes pasando te encuentre fortalecida...Todo pasa... Mi abrazo enorme para vos. Excelente fin de semana

    ResponderEliminar

Aqui puedes añadir o puntualizar lo que quieras, se agradecen los comentarios