viernes, 9 de agosto de 2013

La niebla herida de Joaquín M. Barrero


La lectura de este libro me ha conmovido en más de una ocasión. En el se describen las carencias que se vivieron en España tras la guerra civil, centrándose en particular en la ciudad de Madrid.

Unos niños que se ven envueltos en un asesinato son el punto de partida de un drama que te atrapa, en el que se describen concienzudamente lugares, hechos históricos, y sobre todo sentimientos, delicados unos, salvajes otros.

Portada del libro La niebla heridaLa historia cruza el océano y desembarca en Venezuela, reflejando la buena acogida de los emigrantes españoles que partieron con la esperanza de un futuro más amable y en donde muchos echaron raíces. El protagonista nace a una nueva vida, pero conservando el recuerdo imborrable de su anterior existencia y a merced de unas vivencias que le acompañaran toda su vida, el desamparo de unos niños huérfanos.

El libro avanza y asistimos a los últimos meses del Protectorado español de Marruecos, todo ha cambiado, pero en el fondo todo sigue igual. Hay un misterio que ha quedado sin resolver, un policía que no olvida el caso, y una cadena de asesinatos que parece que nunca se va a acabar. Pero finalmente, ya en los últimos capítulos, un detective privado recompone todas las piezas y conseguimos averiguar lo que realmente sucedió sin que quede ningún cabo suelto.

Es un relato con muchos personajes y eso a veces te despista un poco. Ahonda mucho en los sentimientos de los que conforman el puzzle de esta historia, en la cual abunda el discurso político, interesante desde mi punto de vista, pero habrá quien lo encuentre excesivo.

La conclusión final es discutible ¿justicia o venganza? queda en la conciencia del lector inclinarse por una u otra opción, o por ambas, ya que la crudeza de esta historia, relatada con extraordinaria humanidad, da un amplio margen de interpretaciones.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aqui puedes añadir o puntualizar algo, se agradecen los comentarios