lunes, 29 de julio de 2013

José Mujica, presidente electo de Uruguai


El discurso de José Mujica en Río de Janeiro es en mi opinión de lo más sensato que le  he oído decir a un político. Lo vi por casualidad, y me impresiono la defensa que hacía de la sostenibilidad y de la búsqueda de la felicidad.




Me pareció tan extraordinario que durante un tiempo estuve indagado, por ver si la imagen que proyectaba de fraternidad era verídica, llegando a la conclusión de que este gobernante es lo que se ve, sus convicciones pueden gustar o no, pero no se puede negar su autenticidad.

Este político de pasado guerrillero, herido de bala y encarcelado varias veces, conoció la  tortura y el aislamiento feroz, pero lejos de buscar la revancha ha desarrollado una actitud ejemplar como persona y como mandatario.

No puedo evitar compararlo con otros gobernantes, y pienso que su talante sencillo y rotundo a la vez deja a muchos a la altura del betún, cuando dice que "haber ganado unas elecciones no da patente de sabiduría" o "en la diversidad esta la riqueza" hace apología de la tolerancia, algo inusual en la política.

Y cuando habla de austeridad predica con el ejemplo, el llamado presidente más pobre del mundo, ha declarado "tengo pocas cosas es cierto, pero quiero tener tiempo para dedicarlo a las cosas que me motivan, si tuviera muchas cosas tendría que ocuparme de atenderlas y no podría hacer lo que realmente me gusta". Razonamiento aplastante que es de sentido común.

Cabe destacar su política social, que es social de verdad, con un Gobierno comprometido en eliminar la indigencia y reducir en lo posible la pobreza. Y no son sólo palabras, el propio Mújica aporta casi el 90% de su salario mensual a este fin.

José MujicaEl mes pasado ha visitado nuestro país y en mi opinión no ha tenido la difusión que este dirigente merecía. Hombre sabio sin duda, apuesta por la colaboración entre países como vía razonable para avanzar, construir ... idea que desde luego comparto pues creo que es preciso ampliar horizontes, en nuestro caso más allá de esta Europa vetusta y muchas veces hostil, y con quien mejor que con los que compartimos idioma, cultura y lazos familiares.

Este uruguayo de 78 años tiene mucho que decir. Dejo a continuación el enlace a una entrevista que concedió en su reciente visita a España y que no tiene desperdicio.

http://internacional.elpais.com/internacional/2013/06/01/actualidad/1370104466_845823.html


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aqui puedes añadir o puntualizar algo, se agradecen los comentarios