jueves, 4 de julio de 2013

¿Hasta donde llega el poder de EEUU?


Hace unos días se publico una información sobre el posible asilo en Rusia del ex analista de la CIA Snowden que me dejo perpleja. El presidente Putin se expresaba así: "Si él quiere marcharse que alguien lo reciba, por favor. Si él quiere quedarse aquí hay una condición: debe cesar su labor dirigida a causar daño a nuestros socios estadounidenses. Por extraño que esto suene en mis labios".Extraño es poco, ese amiguismo entre Rusia y EEUU pone los pelos de punta.

Pero el asunto no acabó ahi, sucedio un hecho lamentable relacionado también con Snowden, la vergonzosa retención den Viena del presidente de Bolivia, Evo Morales, por el cierre del espacio aéreo de varios países europeos por la sospecha de que Snowden podía viajar en el avión presidencial.

un ojo que todo lo ve
Imagen de Sarah Klockars-Clauser
 -Openphoto-
Que Europa se convierta en el esbirro de los velados intereses estadounidenses me parece el colmo, nos espían y en vez de pedir explicaciones nos convertimos en cómplices de sus fechorías, no hay palabras ... .

Pero ¿a quien representan estos dirigentes que doblan las rodillas sin miramientos ante EEUU? A sus ciudadanos desde luego que no, ese cinismo y esas formas avasalladoras nos avergüenzan.

Y es más, creo que los ciudadanos debemos rebelarnos y expresar nuestro malestar ante nuestros dirigentes. Sabemos que han recibido presión,  y no poca seguramente, pero me parece una barbaridad que se consientan y se alienten los abusos de una potencia económica que no ve lindes, y hace y deshace a su antojo.


9 comentarios:

  1. Escuché casualmente en un noticiario casual al innombrable presidente casual del gobierno casual que tenemos: "Lo importante es que Snowden no va en ese avión y que, por tanto, todo ese debate que se ha producido es un poco artificial". La manifiesta imbecilidad del innombrable es obvia y despreciativa. Está admitiendo implícitamente la dependencia de su gobierno del de los USA, que le importa un carajo no solo Snowden y sus revelaciones, sino el comportamiento con otro presidente, en este caso de Bolivia, al que se ha incordiado y secuestrado con humillación. Conclusión: ni política propia, ni capacidad de dirigir el país, ni responsabilidad con los españoles, ni vergüenza.

    Un abrazo, Ana.

    ResponderEliminar
  2. Coincido totalmente contigo, vergüenza, eso es lo que sentimos muchos ante la actitud de un dirigente tan penoso. Y lo que es peor, la falta de reacción de buena parte de los medios, que es un escándalo. Para mi decepción a mediodía vi las noticias en la Sexta a la espera de que asomase alguna crítica sobre el tema (ingenua de mi) pero pasaron de puntillas por la noticia, le dedicaron la misma atención que al socavón de Ohio que le dio un buen susto a una conductora, lamentable.

    Pero bueno, eso es lo que hay, gracias por pasarte Fackel, un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. He de puntualizar que esta opinión la escribí tras leer la denuncia de Fackel en su blog, había oído algo ayer tarde sobre el tema pero pensé que lo había entendido mal, cuando de noche comprobé que era cierto que se había retenido a Evo Morales me quede de piedra y esta mañana me despache a gusto.

    ResponderEliminar
  4. Incluso Snowden probablemente sea un fake, como wiki leaks.
    La maquinaria del imperio es más grande de lo que imaginamos...
    un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Gracias por tu comentario Tula, me ha intrigado tu sospecha sobre Snowden, ¿a que te refieres cuando dices que probablemente sea un fake?

    ResponderEliminar
  6. Este personaje no ha dicho nada que no sepamos de momento, lo dejo en cuarentena, el tiempo dirá quién es quién, o que es que...
    ¿que es real y que no?.
    un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Se que Wikileaks, Assange .. levantan muchas sospechas por lo que comentas, no aportan nada que no se intuya, aunque no lo veo claro, ¿aparentar que hay transparencia forzosa para que nos quedemos más tranquilos? no sé, es tan retorcido.
    En fin, esa maquinaria es un mundo y probablemente tengas razón, va mucho más allá de lo que alcanzamos a imaginar, que horrible sensación esa manipulación extrema.
    Muchas gracias por tu aclaración.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De momento me quedo en el terreno del escepticismo. Pero si las informaciones que llegan de Snowden, de Assange o de quien sea son verídicas...pues bienvenidas. Estoy de acuerdo en que el poder del Imperio es enorme y lo que parece blanco puede ser negro. Ya ha pasado muchas veces. Recuerdo atentados en Italia en los años de plomo que se presentaban como de anarquistas y luego resultó ser la mafia y la extrema derecha. Pero me niego a entrar en el terreno de la obsesión por lo que ahora se llama conspiranoico. Vamos a dar márgenes a ver qué sucede. No vaya a ser que Guantánamo sea también una farsa (humor negro)

      Buen día, hermanos.

      Eliminar
    2. Pues si, mejor quedarse en el escepticismo, hay tantos frentes abiertos, rizar el rizo puede volvernos obsesivos y nada bueno sale del extremismo.
      Saludos compañero.

      Eliminar

Aqui puedes añadir o puntualizar algo, se agradecen los comentarios