lunes, 18 de febrero de 2013

Sobre los Goya 2013


Sé que hay muchas anécdotas en un evento de este tipo pero me voy a centrar sólo en una. Candela Peña subió al escenario a recoger su Goya como mejor actriz secundaria en "Una pistola en cada mano" e hizo algo más que dar las gracias por el reconocimiento a su trabajo.

No voy a entrar a valorar si era el sitio adecuado para dejar constancia de sus quejas. Ni tampoco si ese colectivo que tiene sus luces y sus sombras es el más indicado para quejarse, faltaría más. Su reproche salio a la luz porque se supone que vivimos en un país con libertad de expresión y una persona delante de un micrófono y ante un evento de especial cobertura mediática vio la oportunidad de opinar y lo hizo.

En la pagina www.rtve.es/goya se puede ver entre otros videos el discurso de esta actriz.  Me han llamado la atención ciertas frases:

He visto morir a mi padre en un hospital público en donde no había mantas para taparle ni agua para darle de beber, se la teníamos que llevar nosotros
Ha salido de mis entrañas un niño que no sé que educación pública le espera
He visto como la gente se mata por no tener casa
Desde aquí os pido trabajo, tengo un niño que alimentar

Estas críticas se han centrado en 4 pilares básicos: sanidad, educación vivienda y trabajo, que son motivo de preocupación para buena parte de los ciudadanos que luchan por sacar adelante su día a día.

En la alusión al hospital en el que falleció su padre no ha facilitado el nombre, por lo que no se puede saber si se ciñó escrupulosamente a la verdad o no. Pero los severos recortes en sanidad son por desgracia muy ciertos  y las manifestaciones de protesta por este motivo son una constante en nuestro país en los últimos meses.

Su crítica a las reformas en educación tampoco sorprende, hemos asistido en poco tiempo a una larguísima lista de despropósitos que a muchos nos han dejado atónitos e indignados.

En cuanto a la vivienda y el drama que se ceba en nuestro país, en estos días ha quedado patente la magnitud del sufrimiento de los desahuciados que en algunos casos no tienen a donde ir y quedan totalmente desprotegidos.

Y en lo que se refiere al trabajo, las cifras del INEM hablan por sí mismas. Se defienden los que están desmantelando nuestro país diciendo que cada vez se destruye menos empleo, vamos, que seguimos cayendo al pozo de la desesperación pero no vamos tan rápido ¡¡hay que alegrarse!!.

Imagino que esta intervención no tendrá mayor repercusión pasados unos días. Por desgracia, el foco de atención de los medios en este momento está en airear la corrupción, que si bien es una buena noticia que podamos estar informados de los escándalos de tanto corrupto, tiene su lado negativo ya que está desplazando a otro tipo de sucesos que los ciudadanos también deseamos conocer y apenas tienen cobertura.

Concluyo opinando que a más de uno, si nos dieran un micrófono, se nos nos olvidarían los convencionalismos y el paripé, y expresaríamos a bocajarro nuestra indignación, frustrada por un sistema que no tiene oídos para escuchar el sentir del ciudadano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aqui puedes añadir o puntualizar algo, se agradecen los comentarios